Han tardado pero por fin en Italia será obligatorio, por ley, usar guardarraíles seguros para los motoristas en sus carreteras. Italia es el país con más motos de la Unión Europea y el mal estado de algunas de sus calles y carreteras, junto al uso de guardarraíles agresivos, eleva de forma alarmante las cifras de víctimas de accidentes de moto. El año pasado nos hicimos eco de la acción de la madre de una víctima que emprendió una campaña para señalar baches e iniciar movimientos para llamar la atención de las autoridades sobre este problema.

Graziella Viviano, la madre de la fallecida Elena por accidente de moto al pisar un bache, se reunió con diferentes políticos que le hicieron promesas de poner en marcha soluciones. Del dicho al hecho: en el Congreso italiano han aprobado, por parte del ministerio de infraestructuras y transporte, la obligación de usar “dispositivos salva-motoristas” en sus carreteras. La medida se ha aprobado y entrará en vigor en breve, cuando salga publicada en el boletín oficial.


Según este decreto, será obligatoria la instalación en la red de carreteras italiana estos dispositivos que mitigan los efectos de una caída y golpe del motorista con el guardarraíl. Deberán instalarse en todas las curvas cuyo radio sea menor de 250 metros (cerradas) en carreteras de nueva construcción, reformadas, o que necesiten renovar sus barreras en tramos significativos. También en todas aquellas carreteras que, sin necesitar arreglos, hayan registrado en los últimos tres años cinco o más accidentes con víctimas mortales o heridos graves, conductores o pasajeros de motos o ciclomotores. Algún día conseguiremos algo así en España, y (no menos importante) que sea de obligado cumplimiento para las vías dependientes de cualquier administración…

Fuente: soymotero.net